Publicado en Cuatro días en Londres

¿Qué pasó con Marianne, Vadim y Sergei?

Escriben sobre “Cuatro días en Londres”: Me ha gustado mucho este libro lo único que me parece que le ha faltado ha sido un buen epílogo al final ya que da a entender que siguen juntos pero Vadim se traslada a NY? Ella se va a Londres? Se casan al final?

Muchas preguntas me han llegado en este sentido, tantas que más de una noche me sorprendí en la cama antes de dormir pensando en qué había sido de la vida de esos seres y cuando uno piensa mucho en algo las imágenes comienzan a aparecer hasta que finalmente las tienes todas juntas, las pones en orden y te enteras…

A estas alturas ya sé qué les pasó. ¿Se casaron? ¿Vadim se mudó? ¿Vivieron felices para siempre? Soy una persona terrible pero no se los voy a decir, por ahora. Sólo comentaré que hay algo con un anillo (puse la foto en un post antiguo porque me pareció precioso), un viaje a Londres y otro a Moscú (también publiqué una imagen de la Plaza Roja preguntándome si Vadim y Marianne estarían allí tomándose una foto).

¿Habrá una segunda parte? Me encantaría decir que sí pero no puedo asegurarlo. Por ahora está todo en mi mente y en papel sólo unas cuarenta páginas que comencé sin el objetivo concreto de transformarlo en una novela sino sólo como un ejercicio, un recurso, para que los rusos no siguieran danzando en mi cabeza y me dejaran dormir.

Publicar una novela es un proceso largo. Primero que nada hay que escribirla y traspasar todo lo que ves en tu cabeza como una película al papel no es sencillo y nadie puede garantizar que quede bien. Luego tienes que ver si los editores están interesados, si les parece buena y si la consideran viable. Incluso si todos los pasos anteriores son superados, todavía hay que esperar un buen tiempo para que todo esté a punto.

En conclusión, de una segunda parte de “Cuatro días en Londres”, por ahora no hay nada, sólo unas cuantas escenas en mi cabeza producto del insomnio. La novela nunca fue concebida como una serie aunque me halaga enormemente que la gente que la ha leído quiera saber más de Marianne, Vadim y Sergei. Siempre he creído que cuando un lector llega a interesarse tanto por un personaje, el trabajo del escritor cumplió su objetivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s