Publicado en En Libros

Mis novios de ficción

Todas aquellas que leemos con pasión tenemos más de un novio de ficción. Algunos son buenos, otros malos; algunos son los héroes, otros los villanos o tal vez ese personaje secundario que nos deja leyendo una y otra vez ese pequeño párrafo que nos da una muestra de su impresionante personalidad.

Pero ya sea humano, vampiro, brujo o extraterrestre, hacer una lista es difícil; podría ser eterna y seguramente dejaré a alguien por fuera.

Sin ningún orden específico aquí van…

image

Mr. Darcy representa la quinta escencia del novio de ficción. Sea cual sea el género que leas, él será siempre el molde a seguir. A partir de este maravilloso personaje de Jane Austen salieron todos esos hombres groseros, misteriosos y antipáticos que nos han enamorado a posteriori.

image

Y del caballero victoriano nos vamos al extremo opuesto: el vampiro sádico. Sí señoras, antes de que Mr. Christian Grey estuviese por ahí con sus látigos y juguetes ya el hijo de El Sanguinario había destruído unas cuantas pantaletas (me gusta usar la palabra). Desde el primer libro de la Hermandad de la Daga Negra supe que Vishous era lo mío.  Wrath me genera un respeto reverencial, a Rhage lo amo pero V…hummm….llena todas mis fantasías vampíricas.

image

Y hablando de oscuridad, no podemos dejar de lado a The Darkling de la trilogía Shadow and Bone de Leigh Bardugo. Creo que es el único libro con el que he soñado justo después de leerlo y todo tiene que ver con él: The Darkling. ¿Es el villano? ¿Es el único que tiene la razón? Todos estamos atraídos al poder y si el poder supremo viene en este empaque misterioso yo me apunto. Además no me siento mal soltando suspiros por un muchachito ya que, a pesar de su apariencia, The Darkling es muy, pero que muy viejo.

image

Me reí tanto leyendo Loosing It…pero las locuras de Bliss sólo podían ser suavizadas por la dulzura de Garrick. Cada vez que leía “love” o “ridiculamente sexy” me lo imaginaba diciéndolo con su acento británico y los dedos de mis pies sufrían una contractura. Aunque los malos llaman mi atención, los buenos tienen un lugar especial en mi corazón porque a la final los malos son para una cosa pero los buenos son para siempre. Además, tengo debilidad por los rubios aunque haya pocos en esta lista.

image

Rule Archer del libro homónimo de Jay Crownover. Fui de las que tuvo su copia cuando aún era autopublicada y gratis en amazon y a pesar de la falta de comas, de las palabras repetidas y de los errores que acompañan estas ediciones, Rule pudo con todo eso y más. Llegó tumbando paradigmas y creando otros nuevos. Un artista del tauaje, lleno de piercings en los lugares más insospechados (y no hablamos simplemente del tradicional Prince Albert, en serio, busqué por internet cómo lucía una “Jacob Ladder” y una “Apadravya” y quedé con la boca abierta y extremadamente curiosa). Cada vez que estoy triste o aburrida me subo en la montaña rusa de Rule y lo amo aún más.

image

Y como para poder olvidar un Apadravya necesitamos algo fuera de este mundo, tenemos a Hunter  un extraterrestre malvado, un Arum, un asesino sin remordimientos y dominante que quiere tragarse mi energía vital. Nada de “ET Phone Home” con este especímen sin apellidos que me hace querer viajar a una galaxia muy muy lejana y que además cumple con el requisito de saber cocinar.

image

No todos los novios imaginarios son para hacer, en la imaginación obviamente, cosas perversas que involucren látigos, tatuajes, poderes alienígenas o magia desbordada. Algunas veces simplemente necesitamos un príncipe y no importa si este no es precisamente azul sino oscuro y de hielo. Ashallyn’ darkmyr Tallyn tiene mi corazón de la forma en la que sólo lo puede tener un caballero antiguo que con su espada helada jura salvaguardarme de todo mal.

image

Eddar Stark.  ¿Puede existir un hombre más noble y con más principios? Leal a su Rey, a Winterfell y a su familia, Eddar Stark -magistralmente interpretado por Sean Bean- fue el objeto de mi efecto desmedido desde las primeras páginas del libro y me rehusé a seguir leyendo o a ver la serie de TV después de la primera temporada. Lamento si se molesta Lady Catelyn pero Ned es el hombre perfecto, el único que le presentaría a mi papá. Yo me casaría con Ned Stark y lo dice la soltera más empedernida del universo.

image

Y como siento fascinación por los vampiros, tenía que haber otro en esta lista: Gavriel (sí con V) de lo último de Holly Black “The Coldest Girl in Clodtown”. No soy fanática de Hollý ni de sus personajes, siempre termino sus libros con la sensación de que son maravillosos pero falta algo que me haga relacionarme con sus personajes, así que sin expectativas comencé The Coldest… para quedar enamorada de un vampiro loco que hace que mi corazón se convierta en una uva pasa con cada palabra. Después de la aparición de Gavriel, Balthazar perdió su título como el vampiro perfecto de la literatura juvenil.

image

Y para no dejar por fuera a uno de la casa, si tengo que decidirme por uno sería el poderoso, bellísimo e intimidante Vadim Chekov. Muchas podrán gritar “Sergei” o “Andras”, incluso Cash” ya tiene sus seguidoras que impulsan la etiqueta #unlibroparaCash, pero yo me limito a lo básico, al hombre sólido y sin muchos traumas mentales, serio y con el que siempre puedes contar. Yo amo a mi ruso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s