Publicado en En Cine y TV, Uncategorized

Los Antihéroes y las mujeres

Es algo que me ha estado dando vueltas en la cabeza desde hace un par de días y para lo que aún no tengo respuestas y eso que he pedido opiniones a personas de distintos géneros y edades.

Es cierto que el prototipo del “chico malo” siempre ha estado presente. Leí en un libro una vez que es “mandatorio” para cualquier mujer tener algún tipo de enamoramiento de un chico malo al menos una vez en su vida. No obstante,  a medida que nos hacemos mayores esa atracción debería desaparecer pues, en teoría, la sensatez viene con la edad.

Sin embargo, los modelos de “chicos malos” están más de moda ahora que nunca y no hablo sólo de la literatura, sino que en esta oportunidad me voy a enfocar particularmente en personajes que arrastran pasiones en el cine y la tv.

image

Loki. El hermano malvado de Thor, el villano de cada película en la que ha estado (incluso en Thor The Dark World donde pensamos que se redime, pero no).

Después de ver la segunda entrega de la película del héroe escandinavo hubo alguien que me dijo por Twitter “es que Loki nunca podrá ser completamente bueno” y, a pesar de eso, las fanáticas del hermano malvado se cuentan por millones, hasta han hecho una petición formal para que Loki tenga su propia película, como si dijeran “nos vamos a divertir tanto mientras masacra al mundo”.

Nunca he sentido ninguna fascinación particular por Loki pero es que su presencia siempre está ligada a la de Thor y cuando ese rubio enorme y musculoso, con esa voz de infarto, está en la pantalla yo no tengo tiempo de ver los lados pues estoy demasiado ocupada limpiándome la baba que cae de mi boca abierta (los semi dioses nórdicos rubios me hacen ensalivar, sorry), pero no niego que el amor por Loki existe y la pregunta es ¿POR QUÉ? ¿Por qué millones de mujeres prefieren al malvado, traicionero y desequilibrado Loki?

image

Daryl Dixon. A este antihéroe es al único que le encuentro un poco de sentido (tal vez porque amo desesperadamente a Daryl Dixon). En un universo normal, ninguna mujer con algo de cerebro le daría ni la hora al hombre de la ballesta. Es un “red neck”, como dicen los norteamericanos, un campesino ignorante, maleducado, analfabeto emocional, etc, etc. Es el tipo de sujeto que en su vida ha leído un libro ni tampoco está interesado en hacerlo.

Ahh, pero la cosa cambia cuando nos damos cuenta que Daryl vive en el universo apocalíptico de The Walking Dead donde los zombies dominan la tierra. En este escenario importa poco si el sujeto regala flores, es millonario, o puede hacer un tratado sobre Faulkner; su atractivo está en que sea perfectamente capaz de patear los  traseros de cuanto caminante se le atraviese en el camino sin ni siquiera alterarse. Además es el único en el show que tiene una ballesta y  hay un atractivo fálico en un hombre que lanza flechas con precisión y potencia. En ese escenario, Daryl Dixon puede destronar al más romántico y bien parecido de los hombres.

No obstante, seamos honestas, en un escenario normal -aunque sea el venezolano donde los rubios con ojos azules son pocos y los hombres armados son muchos – probablemente cruzaríamos la calle sin un tipo como este viene por la acera.

Además, trunca todas mis fantasías imaginarme acercándome a Daryl con algún otro propósito que escapar de la horda frente a Daka (perdón, escapar de una horda de zombies). ¿Se imaginan? Después de estar horas en el abrazante calor de Georgia corriendo de un lado para otro con la ballesta y matando zombies, sus partes privadas no deben oler nada bien.

image

Jax y Opie (Hijos de la Anarquía). Este par es, sin duda, el más inquietante. No pertenece a un Universo de dioses y superhéroes como Loki donde puedes perdonar al sujeto porque, bueno, ¿quién entiende a los hijos de Odin?, tampoco a uno apocalítico lleno de zombies donde vivir importa más que cualquier cosa. ¡NO!. Jax y Opie son delincuentes, trafican armas, matan gente, han estado presos, y no tienen el más mínimo interés en dejar de serlo (bueno, Opie lo intentó -por eso me gusta más- pero no aguantó mucho antes de volver a su vida maluca) y así y todo los amamos y pasamos horas imaginándonos en la parte trasera de sus motocicletas.

En el medio de mis indagaciones sobre la fascinación por los antihéroes, alguien me dijo: “Es ficción Erika. Nos permitimos amar a estos hombre en la ficción porque en la vida real les temeríamos”. Eso es válido, la pregunta sigue siendo ¿POR QUÉ?. ¿Desde cuando el villano es el objeto del deseo?

Otra persona me dijo: “La televisión y el cine han creado estos héroes. Es culpa de los medios”.

Como periodista me choca cuando alguien habla de algún tipo de “manipulación mediática” como si los receptores fuese descerebrados sin opiniones propias. Los medios son un negocio y si han creado tantos personajes así (En Thor 2 hubo que filmar escenas extras porque la gente quería más Loki en la película) es proque la gente los demanda y la pregunta sigue siendo la misma ¿por qué?

¿Es que acaso el mundo se ha vuelto un lugar tan hostil que hace que nuestras fantasías estén pobladas de hombres rudos y no exactamente buenas personas porque son los que a la larga sobrevivirán?

Anuncios

2 comentarios sobre “Los Antihéroes y las mujeres

  1. Hola Erika. Di con tu blog a través de facebook (ya no sé en qué sitio de facebook, la verdad) y encontré muy interesante este artículo tuyo. Si no te molesta, quisiera opinar al respecto.

    A mí me encanta Loki y tengo una preferencia enorme por los personajes malos. ¿Por qué? Sinceramente porque, de por sí, suelen ser más divertidos e interesantes que los chicos buenos. Tomemos de ejemplo a Thor. Entiendo que haya quien lo adore y con razón. Es guapo, fuerte, honesto, leal y un justo protector. Y ya está. Siempre hará lo correcto, nunca actuará por su cuenta debajo de la mesa, jamás hará otra cosa que lo que se espera de él. En mi humilde parecer, un personaje así sólo me resulta aburrido y predecible. ¡Y hay tantos, tantos así ahí afuera!

    En cambio de Loki nunca se sabe bien qué esperar. Él va por su camino, sigue sus reglas, motivado por quién sabe qué razones egoístas. Miente, engaña, mata, todo con la misma sonrisa de satisfacción oscura en el rostro. Y en cada película en que aparece lo ha hecho de una manera nueva y diferente. En él, justamente, está el ingrediente de la incertidumbre porque vive oscilando en la categoría de anti-héroe o simple villano. ¿Se reformará, no lo hará? ¿Y si las cosas hubieran sido diferentes? ¿Qué podría cambiarse en su vida? Así los fans tienen carta blanca para imaginar todo tipo de posibilidades, siempre teniendo en mente la personalidad irónica de Loki. Con su figura se puede jugar hasta la saciedad.

    En el caso de Jax, es más fácil. Los chicos malos-malos que son buenos con sus chicas le agregan un efecto de exclusividad del que carecen los chicos buenos. Los chicos buenos son buenos con todos, así que su amabilidad, aunque apreciada, no tiene el mismo valor que lo tiene viniendo de quien nunca creerías, que con él es un motociclista a cargo del crimen organizado. Lo mismo pienso de Daryl.

    Pero también pienso que hay un efecto de catársis, pero no porque sea ficción e imaginarse en una relación con ellos sea seguro en ficción. La liberación en que a ellos le importa un comino respetar la autoridad, hacer “lo correcto” (que a veces es tan difícil) y seguir las reglas. Ellos hacen todo lo que nosotros no podemos sin ir a la prisión. Ellos nos permiten encontrar una libertad que todos los héroes nos niegan, vivir una sensación de que nada más importa que lo que “yo” quiera. Adiós sociedad, adiós ley, adiós inhibiciones. ¡Viva la anarquía! En ficción, claro está. Somos como niños otra vez, desconociendo cualquier autoridad que no sea la nuestra.

    Al menos esa es mi impresión del tema.

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s