Publicado en Una Sonata para ti

El Play List de “Una sonata para ti”

steinwayUna sonata para ti es un libro con el que asumí un riesgo. Tiene mucha música clásica en él – que como todos sabemos no es de gusto masivo -y cada pieza tiene un significado especial dentro de la trama. Prueba es esta reseña sobre el libro en un blog:

Se nota que la autora sabía de música clásica, incluso de pianos. Yo en realidad muy poco, por no decir casi nada de este tema.

No es que yo sepa muchísimo de música clásica, pero la escucho desde niña y, como todo, hay cosas que me gustan y cosas que no (huiría de un concierto de Ottorino Respighi aunque me pagaran millones por asistir). No obstante, no voy a negar que quienes conocen la música que es nombrada en el libro tienen una experiencia diferente leyéndolo, pues cada pieza está seleccionada especialmente para mostrar los sentimientos de los protagonistas en ese momento, como lo dice este comentario que sobre el libro recibí en goodreads:

Deliciosa seleccion de música que escuché mientras leí esta imperdible historia de amor.

Así que para los interesados. Es decir, para quienes no se  queden dormidos escuchando música clásica, aquí va una selección de las piezas nombradas en el libro, un Play List por así decirlo:

La Rapsodia Húngara N° 2  de Liszt, tocada aquí por mi pianista favorita, Valentina Lisitza. Liszt fue un ejecutante virtuoso y sus composiciones son probablemente de las más difíciles. Requieren una técnica muy sólida. Lisitza la tiene -sus dedos parecen estar dando golpes a ciegas pero tocan la tacla adecuada cada vez – pero además posee una cualidad interpretativa extraordinaria. Cuando esta mujer toca el piano, no se vale sólo escucharla, hay que verla. La forma como mueve los dedos sobre el teclado, como lo acaricia, como se curva sobre el piano y las caras que pone…así imaginé que era Sorel tocando.

El Nocturno para la mano izquierda de Alexander Scriabin. Es la pieza que toca Sorel para su audición. Scriabin no es un compositor muy conocido. De hecho recibí un mensaje de una lectora diciéndome que aunque estudia música no conocía a Scriabin. Hablando un podo de él, puedo contarles que una lesión en su mano derecha cuando era estudiante lo obligó a poner a un lado su carrera como ejecutante y dedicarse a la composición y para la primera aparición de Sorel necesitaba algo difícil pero que pudiera esconder una historia en cierta forma parecida a la de Scriabin.

Estudio Op 10 N° 1 de Chopin. Cuando to tenía como ocho o nueve años tenía un disco de todos los estudios de Chopin tocados por Vladimir Ashkenazy. Desde ese instante él se convirtió para mí en el mejor pianista del mundo. Los Estudios de Chopin, aunque tocados por los grandes pianistas, son también terreno de los estudiantes pues fortalecen la técnica. Este, particularmente, usa muchas escalas en su mano derecha y es por eso que Andras se lo pone a Sorel como ejercicio diario.

Primer movimiento de “Patética” de Beethoven. Es mi Sonata favorita de Beethoven. Cuando comienza es un poco lúgubre, desesperada, pero luego se va transformando en algo lleno de esperanza. Es esto lo que Sorel toca para Andras cuando finalmente están solos en el apartamento de él. Ella sabe a lo que va, también que no puede decirle la verdad y trata de expresarle por todo lo que ha pasado a través de la música. Desafortunadamente, Andras está demasiado ocupado con lo que le está pasando a él para darse cuenta.

Nocturno póstumo de Chopin. Es la única pieza en la que Sorel y Andras no coinciden. En ese momento éel quiere algo feliz, porque está feliz, y ella lo sorprende levantada en medio de la noche tocando una de las melodías más tristes que existen. Ellos tienen una versión diferente de lo que estar junstos significa. Para él es lo que ha estado esperando toda su vida, para ella no es más que otro problema añadido a su lista.

Joropo de Moleiro. Necesitaba algo impactante, difícil y raro para que Andras en un momento de rabia se lo asignara a Sorel para el recital. Mi decisión estuvo basada en el gentilicio. Esta pieza es venezolana (tocada aquí por la famosa pianista venezolana Gabriela Montero) y quería poner algo de mi país.

Liebestraum No. 3, también de Liszt. Me gusta Liszt y esta es una de sus piezas más comerciales y conocidas. La escuchamos en ascensoras, cajitas de música, etc. A pesar de ello me sigue pareciendo  romantiquísima. Es lo que Andras toca para Sorel sobre ese pedazo de cartón que tiene un piano dibujado y que ella averigua aún cuando no puede escuchar los sonidos.

Anuncios

Un comentario sobre “El Play List de “Una sonata para ti”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s