Publicado en En Libros

Champion de Marie Lu: me muero, me muero, me morí

champion

El título de este post tal vez no es el más ortodoxo, pero estoy en modo Fan Girl. ¿Por qué? pues porque hay series que arrancán en su primer libro con tanta fuerza que  es imposible de mantener en las entregas siguientes (Delirium, Lauren Olivier), hay otros que fluctúan (Cazadores de Sombras, Cassandra Clare) y hay otros que van creciendo con tanta solidez argumental y consolidación de personajes que terminan siendo libros que recuerdas por siempre, aunque en un principio no lo viste venir. Este es el caso, al menos para mí, de la serie Legend de Marie Lu.

Leí Legend – el primer libro de la serie – en diciembre de 2012 y me pareció que “estaba bien”, aunque ese mundo distópico no logró convencerme del todo. Me pareció que le faltaba profundidad. Adicionalmente, las voces de los personajes que narraban la historia (June y Day) no me parecían “diferentes”, a pesar de que se trataba de dos personas con historias completamente opuestas.

prodigySin embargo, fue lo suficientemente bueno para que quisiera leer el segundo libro aunque  no me apresuré. Leí Prodigy un año después, en diciembre de 2013, y ese libro sí hizo estallar mi cerebro, pero de buena manera. Cuando todo lo que había detrás de “La República” tomó sentido, me metí en ese universo y no quería salir. En este hecho tuvo mucho que ver la acción de este libro que no para, motivo por el cual no te queda más opción que seguir pasando las páginas como una adicta. También el hecho que los personajes se delinean y sale a flote el que para mí es el mejor personaje de la literatura juvenil: Daniel “Day” Wing. Olvídense de Peeta, olvídense de Cuatro, Day es todo lo que debería ser y más.

La autora dijo una vez que Day era una versión moderna de Jean Val Jean de Los Miserables y lo es, pero mezclado con Robin Hood. Un joven que, a pesar de que la vida y, sobre todo, la República, lo ha tratado de la peor forma posible haciendo su vida y la de su familia un infierno, conserva una pureza casi mágica. Day es bueno, noble, dulce, valiente, brillante y, como dicen los títulos de los libros,  una Leyenda y un Prodigio.

Mejor lo describe June casi al final de Prodigy:

Day, el chico de la calle, sin nada, excepto la ropa que llevaba puesta y la seriedad en los ojos, es dueño de mi corazón. Él es hermoso, por dentro y por fuera. Él es el resquicio de esperanza en un mundo de oscuridad. Él es mi luz “.

Después de Prodigy temía los dos siguientes escenarios: que Champion (la tercera y última entrega) me decepcionara como Allegiant o rompiera definitivamente mi corazón. No sucedió ninguna de esas dos. Leí el libro de un tirón y cuando desperté la mañana siguiente lo primero que hice al abrir los ojos fue pensar en June y Day y en que nuestro viaje juntos tristemente había terminado y ya no sabría más de ellos (sé que es cursi y completamente patético de mi parte, pero así soy con los libros que amo)

Si con Prodigy la trilogía alcanzó un pináculo imposible de igualar, Champion no decepciona. Su ritmo es mucho más lento pero funciona porque hay una Espada de Damocles sobre Day y June y también sobre el futuro de esa República que odiamos en el primer libro y que Day salva en el segundo. Esa dulce tortura es la que nos impulsa a continuar leyendo. Necesitamos saber cómo se van a resolver las cosas. Incluso casi al final cuando las líneas de acción son anunciadas siempre hay algo que cambia lo esperado.

day“A veces, el sol se pone más temprano. Los “días” no duran para siempre, ya sabes. Pero voy a luchar tan duro como pueda. Te puedo prometer eso. “

Luego llega el tortuoso final que esperé con una mano en el corazón en caso de que necesitara recoger los pedacitos y es que todo el tono de Champion es tan triste y desesperado que la desgracia parecía prácticamente inevitable. No obstante, Marie Lu lo resuelve de una forma agriculce dándole una salida a una situación que parecía imposible.

“Day, el campeón del pueblo, el que no puede soportar ver a los que le rodean sufrir en su nombre, el que con mucho gusto daría la vida por los que ama.”
Desde ya, Champion pasa a la lista de lo mejor que he leído en el 2014. Sé que cuando solo han pasado dos meses de este nuevo año es pronto para comenzar a elaborar ningún escalafón, pero será difícil que haya muchos libros mejores que este. Me declaro una nueva fanática de Marie Lu.
Anuncios

4 comentarios sobre “Champion de Marie Lu: me muero, me muero, me morí

  1. Hola!!!!!!!! amo esta saga es mi favorita! y creo haber leído muchos libros buenos! cuando leí tu reseña me sentí tan identificada! era como si yo escribiera todo lo que me pasó con esa saga! creo que será insuperable…y es que tan buena como es la trilogía, quieres más… en fin… te mando saludos y desde ya, amé tus reseñas 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s