Publicado en En Libros

¿Y si no quiero leer?

Kindle-cafeNo sé si es la cantidad de trabajo que he tenido en las últimas dos semanas o algo general en el ambiente que me hace estar un poco desganada; tal vez es simplemente la situación de mi país Venezuela con los disturbios en las calles y la falta de comida y medicinas, pero no me he querido involucrar en ninguna historia nueva. Ni siquiera he avanzado mucho en la nueva novela que en la que estoy trabajando y me he dedicado a corregir una y otra vez las 100 páginas que están listas.

Intenté empezar nuevos libros, pero todos eran como “sí está bien, pero…”. Luego de pasar por White hot kiss de JL Armentrout y darle tres estrellitas nada más (y a mí me encanta JLArmentrout) y tener empezadas en mi Kindle sin poderlas terminar Miss Fatality de Miriam Meza, Dark Kiss de Michelle Rowen y Defiance de CJ Redwine -esta última llegando casi al final y ni así me tienta – decidí darle un parado a la cosa no vaya a ser que por mi abulia me pierda de disfrutar una excelente historia.

17703290Pero como no puedo estar sin leer…La receta perfecta para estos momentos en los  que nada parece impresionarte es volver a leer esas historias que, no importa cuántas veces navegues por sus páginas, siempre son maravillosas. En estas dos semanas volví a leer Rule y Jet de Jay Crownover y Shadow and Bone de Leigh Bardugo. Ahora estoy volviendo por la segunda entrega Siege and Sotrm.

Soy una firme creyente de la re-lectura. Aunque por lo general me encanta empezar nuevas historias y continuar con sagas que me han gustado (En mi Kindle esperan su turno: Never fade de Alexandra Braken -la segunda parte de The Darkest Minds-,  Under the Never Sky de Veronica Rossi, Sentinel de JL Armentrout -la última entrega de la  Saga Covenant), The Girl with the Iron Touch de Kady Cross y  The Maze Runer de James Dashner -pues viene la película y hay que estar al día-), releer historias es volverse a encontrar con viejos amigos que, aunque ya conozcas su vida, siempre le ves nuevos matices y te hacen sonreir. Es el confort de estar en un territorio conocido.

De todas formas, tengo 15 días para salir de este estado pues en mi calendario goodread hay varios libros que serán publicados en abril, los cuales espero tener en mi poder el mismo día de su publicación: The King de JR Ward (número 12 de La Hermandad de la Daga Negra) sale publicado el primero de abril y no hay forma que me lo pierda. Luego el 15 del mes entrante The Forever Song de Julie Kawaga (tercera entrega de Blood of Eden) y necesito  saber  si van a encontrar la cura para el vampirismo y qué va a pasar con Zeke, Alisson y, sobre todo, con Kanin. Por último, y no menos importante, mi novio Nash (el cuarto de los hombres marcados de Jay Crownover y mi favorito desde el primer libro) será conocido por el público general el 29 de abril y todos saben que esos hombres malotes y tatuados de Crownover me vuelven loca.

Espero que sea algo pasajero. Si he perdido la capacidad de emocionarme con los libros creo que enloqueceré porque sólo de esa forma encuentro el camino hacia la escritura. Cuando me siento frente a mi computadora (esa que solo uso para escribir y que no tiene conexión a Internet para no distraerme) imagino que esos párrafos que se van formando en mi mente y se abren camino a través de mis dedos sobre el teclado, no me pertenecen, son de alguna historia que estoy leyendo…

Anuncios

2 comentarios sobre “¿Y si no quiero leer?

  1. Últimamente no me pierdo ninguno de tus posts! Me encantan! He empezado a apuntarme los libros que recomiendas o simplemente nombras, y el primero que he leído ha sido ‘Losing it’. Muy bonito!
    Sigue así y mucho ánimo Erika.
    Un abrazo 🙂

    Me gusta

    1. Gracias! Me encanta hablar de libros aunque debo reconocer que tengo un gusto extraño. Igual leo fantasía que romance contemporáneo o ciencia ficción y lo que me puede encantar a mí no necesariamente es del gusto de todo el mundo y eso es lo genial de los libros.

      “Losing it” es de mis favoritos. Lo vi recomendado en un blog en el que confío mucho y lo compré. Me reí demasiado mientras lo leía. No sé si la traducción le hizo justicia, pero las cosas que le pasan a Bliss no le pasan a nadie.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s