Publicado en En Cine y TV

Películas con un “Twist”

sospechososMe gustan las películas y los libros que esconde la verdad de la trama a simple vista (por eso me gustan tanto los libros de Cassandra Clare) y cuando todo cambia, cuando la verdad finalmente es revelada, te quedas con la boca abierta preguntándote “¿Cómo no me di cuenta?”. Es fascinante cuando crees que todo irá en una dirección, porque así te lo han hecho creer, y al final es una cosa completamente diferente.

Aquí cinco películas que me hicieron querer gritar: “¿Qué? ¡Retrocedan para ver por qué no me di cuenta!

5) Shutter Island de Martin Scorcese. Leonardo Dicaprio es un agente federal que investiga una desaparición en un hospital psiquiátrico denominado Shutter Island. Con cada cosa que DiCaprio descubre sientes que estás más cerca de la verdad, que algo macabro y terrible pasa en ese lugar, pero al final no es así. Se trata sólo de las visiones de un esquizofrénico y todo el misterio es parte de su tratamiento. Recuerdo que estaba con mi amigo Pedro en el cine y lo veía preguntándole “¿Tú lo viste venir? Después que la película terminó no podíamos dejar de “comparar notas” sobre en qué momento debimos darnos cuenta.

4) Primal Fear (La raíz del miedo o La verdad desnuda en Hispanoamérica y Las dos caras de la verdad en España) , dirigida por Gregory Hoblit y estrenada en 1996. Un arzobispo asesinado, un escándalo sexual y un acusado tímido y tartamudo que tiene una doble personalidad y que cuando su “lado malo” toma el control no puede recordar nada. Pasamos toda la película sintiéndonos mal por el pobre Aarom Stampler (Edward Norton, quien ganó el Globo de Oro y estuvo nominado al Oscar por su actuación) y luego al final nos sentimos unos estúpidos. Vi esta película con mi papá y cuando salimos del cine no podíamos hacer sino mirarnos con la boca abierta.

3) Sexto Sentido. La película más famosa de M. Night Shyamalan, estrenada en 1999 y que volvió un ícono de la cultura popular la frase “Veo gente muerta”. Un psicólogo tratando de ayudar a un pequeño niño que experimenta sucesos paranormales nos lleva por un camino de suspenso y horror. La famosa frase debió habernos dado alguna pista, también el hecho de que Bruce Willis y el pequeño Haley Osmond nunca tuvieran una escena donde interactuaran con otras personas (esas explicaciones me las dio mi papá quien adivinó lo que estaba pasando a los 45 minutos de película), pero no lo vi venir, estaba demasiado distraída estando asustada y cuando llega esa escena final con Bruce Willis y su esposa, el frío, los recuerdos, no podía creerlo.

2) El Club de la Pelea. Es una película de 1999 basada en la novela homónima de Chuck Palahniuk. La cinta fue dirigida por David Fincher y protagonizada por Edward Norton, Brad Pitt y Helena Bonham Carter. Norton interpreta al protagonista, un “hombre común”, cuyo nombre no se revela, que está aburrido con su profesión liberal en la sociedad estadounidense, por lo que funda un “club de pelea” clandestino con un vendedor de jabones llamado Tyler Durden (interpretado por Brad Pitt), y se ve envuelto en una relación con éste y con Marla Singer, interpretada por Helena Bonham Carter. Mi amiga Sonia y yo fuimos a ver esta película por motivos completamente superficiales: yo tengo una fijación con Pitt de toda la vida y a ella le gusta Norton, así que verlos a los dos medio desnudos, luchando y sudados parecía ser una buena idea. Cuando las luces se encendieron, estuvimos a punto de salir de la sala de cine y volver a entrar a la próxima función a ver si entendíamos las pistas que estaban allí pero que nunca vimos.

1) Los Sospechosos Habituales de Bryan Singer. Una de mis películas favoritas de todos los tiempos. La he visto más de una docena de veces. Cinco delincuentes encerrados juntos y la policía tratando de desentrañar un crimen que apunta hacia un poderoso jefe de la mafia llamado Kayser Soze. El único problema es que Soze es prácticamente un mito: Nadie lo ha visto, nadie lo conoce y sólo al final comprendemos que la verdad ha estado allí todo el tiempo, viéndonos a la cara y hasta sacándonos la lengua. La trama es tan buena (simple y a la vez complicada) que obtuvo el Oscar a mejor guión original. También Kevin Spacey se llevó uno como mejor actor de reparto. Quince años después de su estreno ermanece en el Top 25 de Internet Movie Database «Top 250 Movie List».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s