Publicado en En Libros

Literatura juvenil con tendencia a la tristeza

eleanor and parkHay conceptos que se quedan en tu mente a pesar de que saber que no son reales. Para mí, la Literatura Juvenil ha sido siempre de fantasía, leyendas urbanas, casos paranormales, etc. Claro, John Green estaba allí en una esquina recordándome que había también Literatura Juvenil Contemporánea, pero lo consideraba un caso aislado, una especie de Sr. Grey de las novelas que quería castigarme para su morboso placer.

No obstante, como me gusta leer de todo decidí explorar un poco más hacia la parte contemporánea de la Literatura Juvenil y tras un breve repaso una pregunta salta: ¿Por qué toda tiene que ser tan deprimente?

making facesJohn Green aparte (jamás volveré a abrir Buscando a Alaska ni mucho menos Bajo la misma Estrella porque aunque son muy buenas, llorar tanto me pone fea), consigues otras obras tan buenas como las de Green pero igualmente tristes. Comencemos con Eleanor y Park de Rainbow Rowell: una chica con un hogar fracturado y un renegado que se enamora de ella sin darse cuenta, a través de los comic y la música. La leí durante mis vacaciones, mejor dicho, la devoré, porque está tan bien escrita y es preciosa, pero es triste, tanto que de solo recordarla me da un ardorcito en el pecho.

También me encontré en mi exploración Making Faces  de Amy Harmon. Una historia sobre amores imposibles, belleza, guerra y culpa. Pareceriera un poco estereotipada: el chico deportista, bello y popular y la fea y  tímida hija del Pastor del pueblo enamorada en secreto, hasta que las cosas cambian en un estilo muy a lo “La Bella y la Bestia”. Pero a pesar de los estereotipos que se podrían anticipar en la trama,  es muy linda (aunque tuve algunos problemas con el constante cambio de la línea temporal y las referencias religiosas), pero también triste, aunque con un final explícitamente mucho más cerrado y esperanzador que el de Eleanor.

Panic_HC_JKT_des4.inddPanic de Lauren Olivier nos lleva a una ciudad en la que los adolescentes participan en un juego suicida con tal de salir de la pobreza que los abruma. Aquí la trama va más allá de la “miseria” que para estos autores representa ser adolescentes, pues hay misterio y mucha acción, pero igualmente nos retrata a unos jóvenes desesperados por conseguir algo que, tal vez, no saben lo qué es, como si el solo hecho de ser adolescente te encasillara en eso de ser: pobre, miresable, con un hogar roto y mucha violencia a tu alrededor.

Una brisa de aire fresco es la serie Brenna Blixen de Liz Reinhardt, pues está más enfocada en el romance y en todo eso de tener tu primer novio y las sensaciones que lo acompañan. Brenna es una niña sin muchos conflictos: hija única, con padres amorosos, no es pobre, etc. y tal vez por eso pueda parecer un poco superficial.  Los que tienen esos problemas son sus dos pretendientes: Jake y Saxon, pero estos conflictos si bien guian la trama no la definen, pues es simplemente un libro de romance para adolescentes. Tal vez por esto Double Clutch, Junk Miles y Slow Twitch carecen de la profundidad temática de las anteriores. Son entretenidas, leerlas es divertido, pero no es trascendente. Me envicié con ellas y aún ahora, de vez en cuando, las vuelvo a leer porque no me ponen triste.

Al parecer en la Literatura Juvenil Contemporánea hay una línea divisoria: o es simplemente entretenida pero intrascendente o te rompe el corazón con las miserias del mundo.

TheghostbirdClaro que algunas veces te consigues con algo que te deja con la boca abierta y te preguntas ¿Cómo un padre deja a su hijo leer este libro? Me pasó con la serie The Ghost Bird de C. L Stone. El primer libro me engancho tanto pues tenemos a esta chica llamada Sang que vive en un hogar disfuncional (por decir lo menos) y conoce a estos cinco muchachos que provienen de un misterioso sitio llamado “La Academia”. Cada uno de ellos es experto en algo y de vez en cuando “desaparecen” para hacer trabajos para la fulana Academia que cobra y paga por estos trabajos con “favores”. Allí estaba yo, imaginando a unos espías estilo Jason Bourne con una pizca de mafia, pero adolescentes. No obstante, mientras avanzaba en los libros (llegué hasta el cuarto) noté que la fulana “Academia” se había convertido un ruido de fondo para enfocarse meramente en que los siete protagonistas masculinos (los cinco chicos y sus dos instructores) estaban todos prendados de Sang y, por el bien del equipo, habían decidido compartirla. Allí fue donde tracé la línea que me separaba de esa lectura pues entrar en el terreno de la poligamia y la promiscuidad con una adolescente carente de afecto y siete espías que saben muy bien lo que están haciendo hacía ver a Christian Grey como el príncipe de La Bella Durmiente.

En conclusión, la Literatura Juvenil Contempránea está llena de fabulosos autores con increíbles historias. No obstante, no entra en mi genero favorito pues en la actualidad parece que su tendencia va más hacia la tristeza y a mi, como a Elizabeth Bennet, me encanta reír.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s