Publicado en En Libros

Boys Like You es uno de esos libros…

boyslikeyou

En estos días escribía sobre la “tendencia a la tristeza” en la literatura juvenil contemporánea y se me olvidó mencionar Boys like you de Juliana Stone  (publicado por Sourcebooks en enero de este año) y se me olvidó mencionarlo porque simplemente se me olvidó el libro. Estaba revisando mis lecturas pendientes en goodreads.com cuando vi el título marcado como leído y hasta le había dado 4 estrellas. Tuve que volver a leer la sinopsis para saber de qué iba y, en este momento, no puedo recordar los nombres de los personajes.

Después de un profundo análisis en el cual me regañé por leer tantos libros, llegué a la conclusión que, la mayoría de las veces, valoro el libro inmediatamente en lo que termino de leerlo y, aunque esto me permite plasmar lo que siento en  ese momento y, por lo general da resultado, algunas veces no me detengo a pensar en su trascendencia.

Boys like you trata, nuevamente, sobre dos adolescentes destruídos por la pérdida que encuentran confort el uno en el otro y se ayudan a superar sus traumas. Esta muy bien escrito, los personajes bien delineados, la historia no se hace aburrida y te mantiene atenta, tanto que creo que lo terminé en un par de días. En serio, vale la pena leerlo a pesar de que algunas cosas se vean venir y otras ronden peligrosamente el terreno del cliché. Sin embargo, a pesar de que es un libro “OK”, carece de ese elemento que lo hace memorable. No se trata, en ningún caso, de mi adversión por el drama (Bajo la misma estrella así como Eleanor y Park me parecen preciosos, deprimentes sí, pero preciosos), sino que es uno de esos libros bonitos pero que no se cuelan hasta tu alma, tal vez porque se queda en un terreno medio donde el drama no termina de hacerte llorar pero tampoco puedes desestimar lo que los personajes están viviendo.

Obviamente después del episodio amnésico bajé la calificación a tres estrellas porque eso para mi es un libro de tres estrellas: bonito, agradable, que se deja leer, pero que puede que olvide algunos de sus detalles. Triste es que siempre recuerdo los pocos libros a los que le doy sólo dos estrellas, precisamente porque esos me hicieron gritar indignada o querer romper mi cabeza contra la pared en un ataque de frustración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s