Publicado en En Cine y TV

Once Películas …

moviesHay muchos retos rondando por Facebook y Twitter “Los diez libros que cambiaron tu vida”, “Tu película favorita”, “Los diez últimos libros que has leído”, etc y eso me puso a pensar. Decidir cuáles son tus diez películas favoritas puede ser difícil porque eso respondería a muchas variables: el género de la película, el momento en que la viste, el actor o actriz que estaba en ella, etc. Sin embargo, decidí hacer una lista de once, no de diez (por aquello de ser diferente) películas que tienen un significado especial para mí.

No quiere eso decir que sean las mejores que he visto, tampoco que las vuelva a ver cada vez que tengo la oportunidad. Simplemente pensar en ellas me recuerda un momento o una sentimiento especial. Tal vez, si me preguntan de aquí a una semana la selección cambie (¡Soy humana. Tengo el deber y el derecho de cambiar de opinión!), pero en este momento estas son las que son:

labyrinth1) El Laberinto del Fauno (2006). En simplemente hermosa, triste sí, pero hermosa. Lo mejor que, en mi modesta opinión ha hecho Guillermo del Toro (¡Y eso que nos mostró a Charlie Hunnam sin camisa en Pacific Rim!). Hadas, magia y fantasía mezclada con una realidad tan o más peligrosa que el mundo en el que la pequeña Ofelia se involucra. Nunca sabes si tus sentimientos estarán más seguros en el reino de las hadas o en la españa de Franco.

Ganó tres premios Oscar y estuvo nominada para tres más. Trato de no verla muy seguido, y si lo hago evito el final porque lloro. Incluso de sólo escuchar la banda sonora me pongo sintimental.

Y se dice que la princesa descendió al reino de su padre y que ahí reinó con justicia y bondad por muchos siglos, que fue amada por sus súbditos y que dejó detrás de sí pequeñas huellas de su paso por el mundo, visibles sólo para aquel que sepa donde mirar…

sospechosos2) Los Sospechosos Habituales (1995). Esta película me enseñó lo que es un giro de trama brutalmente bien hecho y también a esconder a simple vistas detalles claves y decidí, ya en ese entonces, que este era el tipo de película que iba a gustarme, esas que cuando terminan quieres darte golpes en la cabeza contra una pared por no haberte dado cuenta antes de por dónde iba la cosa.

Me enamoré de Kevin Spacey en esta película (y la Academia también porque se ganó un Oscar). La escena final donde Chaz Palminteri pone juntas todas las piezas gracias a anuncios colgados en un pizarrón de la estación de policía contraponiéndose a Spacey saliendo libre , es magistral en cuanto a ritmo y montaje. No puedes respirar porque sientes que la respuesta viene y no quieres perderte ni un segundo y al final gritas “noooooo” o “¿QUÉEEEEEE?” aderezado con algunas palabras profanas. Bryan Singer, a pesar de sus éxitos ahora como director de películas de acción, nunca ha logrado otro film de culto como este.

¿Quién es Keyser Soze?

Tendrás que ver la película para descubrirlo.

el-silencio-de-los-inocentes3) El Silencio de los Inocentes (1991). Si analizamos la trama detenidamente podría incluso ser un capítulo de una serie de TV cualquiera: una joven cadete del FBI, un asesino serial haciendo desastres y un peligroso delincuente que la ayuda a encontrarlo. Sin embargo, son las actuaciones lo que han hecho de esta película un clásico de todos los tiempos. Hanibal Lecter “El Caníbal” se volvió, gracias a la carectirización del genial Anthony Hopkins, en el asesino en serie más icónico del mundo del cine y en el villano más amado por mentes retorcidas como la mía (que aparentemente  hay muchas porque Lecter está de número 1 en la lista de los 100 villanos más famosos de la Academia)  y eso que está en la película por menos de veinticinco minutos y sólo comparte con Jodie Foster seis escenas (pero que son las que todos recordamos) comenzando con la famosa:

Buenas nochess, Clarice

Y no dejando de lado:

Me comí su hígado con frijoles y un buen Chiantí

Con todo y el desagradable sonido que hace Lecter al final y que ha sido remedado hasta la saciedad como parte de la cultura popular.

matrix4) The Matrix (1999). No lo voy a negar, me gustan los éxitos comerciales: son poco complicados y diseñados para entretener. The Matrix es más que eso. Mezcla tópicos complicados e interesantes de ciencia ficción (la cual me encanta) como una sociedad del futuro donde el planeta ha sido destruído y los humanos reducidos por una Inteligencia Artificial al simple papel de baterías, mientras sueñan que tienen una vida normal, y lo hace de una forma fácil de entender para todo público y visualmente atractiva (Gente linda, ropa de cuero,gafas de sol que se convirtieron en icónicas. etc.) Por si acaso, los hermanos Wachowski aderezaronn todo ese mundo de programas de computadoras que controlan a estos humanos durmientes con las escenas de acción más brillantes que hasta esa fecha se habían rodado en el cine y cuya técnica ha sido, a posteriori, imitada hasta la saciedad.

Está llena de pequeños detalles para quienes nos gusten esas cosas: Todas las escenas en The Matrix tienen un tinte verdoso mientras las escenas en el mundo real tienen color normal; “Neo” es un anagrama  de “One”, una de las formas en que el héroe de la peli es llamado, el sujeto que te despierta del “sueño” es llamado Morfeo y su nave Nabucodonosor y muchos más. Y sus diálogos (que como una fanática recito en voz alta cada vez que veo la película) se han convertido en parte de la cultura popular como la pildora azul y la píldora roja, el “Yo sé Kung Fu”, y, por supuesto,  el diálogo de la cuchara:

No trate de doblar la cuchara. Es imposible. En vez de eso, sólo trate de darse cuenta de la verdad.
– ¿Cuál verdad?
– No hay cuchara.
– ¿No hay cuchara?
– Y entonces verá que la cuchara no se dobla. Es sólo usted.

5)El Exorcista (1973). Es la película más aterradora de todos los tiempos. Aún en este momento estoy tratando de terminar este post, todo el mundo duerme, el silencio me rodea y de sólo recordar la película comienzo a mirar de un lado al otro sintiendo el sabor cúprico del miedo subir desde mi estómago hasta mi garganta.

He visto esta película completa tres veces en mi vida probablemente porque soy masoquista. La primera vez siendo adolescente en una de esas típicas fiestas donde se veían películas de terror en la oscuridad y no dormí corrido por meses. Años más tarde me convencí que ya era un adulto y que no podía seguir sintiendo miedo por una película, lo volví a intentar y volví a estar insomne por mucho tiempo.

Siendo ya una adulta, cuando la película fue remasterizada en el año 2000 (creo) y se agregaron nuevas escenas, mi querida amiga Sonia insistió en que fueramos a verla, ¡en el cine! ¡EN PANTALLA GRANDOTA! Obviamente dije que no. Ella insistió en que iríamos a una función a las tres de la tarde para que cuando saliéramos fuese aún de día y miles de otros incentivos. Pensé que había llegado el momento de superar mi miedo. No sucedió, terminé tan asustada como siempre y perdiendo horas de sueño.

Ha sido suficiente. No lo intentó más. Si veo que la están pasando en tele no la veo, pero es que ni una escena en youtube.

¡Ahora hay un ruido extraño en la cocina! No voy ni a buscar el poster oficial de la película pues estoy muy asustada.

the.lover6) El Amante (1992). Estaba yo en la universidad y no había leído el libro de Marguerite Duras pero la trama de la película me cautivó profundamente. Una niña, un rico hombre chino, una relación oculta… Es una película completamente visual hecha de pequeños detalles tremendamente sensuales como el delicado toque de los dedos en el coche de camino a Saigón y el casi imperceptible suspiro de ella tras ese breve toque, un beso en el vidrio de una ventana, que avanzan hasta escenas explícitamente sexuales que hicieron a muchos gritar en horror en su momento.

Es una película con un tono triste y, para nada “romántica”. Es una película sobre deseo y soledad, sobre prejuicios y necesidades.

Odiada por la crítica norteamericana, la película de Jean-Jacques Annaud fue éxito de taquella en Francia. La audiencia o la considera “preciosa” o la considera “pornografía” y, extrañamente, en muchos foros la pregunta que más se repite es que si ella lo amaba realmente … cada quien tendrá una respuesta para esto.

Viniste aquí para que yo te diera dinero.

Vine aquí para que me dieras el dinero.

Repite después de mí.

Estaba pensando en el dinero

y sólo por el dinero

romeo7) Romeo + Julieta (1996). Esta es otra de ese tipo de películas que la gente ama u odia y, para ser honesta, hay más gente que la odia que gente que la ama. Personalmente creo que el director australiano Baz Luhrmann “la pegó del techo”, como decimos aquí en Venezuela, cuando decidió hacer una adaptación del clásico de William Shakespeare trasladándolo a la  época moderna (sí, se ha mecho miles de veces) pero preservando el diálogo original en verso. Muchas veces incongruente, chocante,  visualmente un poco confusa, pero desde mi limitado punto de vista ,genial.

Recuerdo haber salido del cine aún maravillada con la forma en que las líneas originales de Mercutio sobre “la Reina Mab” podían perfectamente hacer referencia hacia las drogas si se ponían en el contexto adecuado. Pandilleros, Glocks en vez de espadas, hip hop y un Leonardo Di Caprio que ya en esa época demostraba el gran actor que sería en el futuro. Recuerdo incluso las miradas de desdén que recibí de muchas personas cuando me atreví a contar mis impresiones en voz alta.

No me importó entonces y no me importa ahora. La versión me encanta.

pesadilla8) Pesadilla en la calle del Infierno (1984). Pues sí, mi querido y nunca bien estimado Freddy Krueger llega a mi lista porque también gracias a él perdí unas cuantas noches de sueño adolescente y Wes Craven se convirtió en mi realizador de horror favorito en mis años más impresionables.

Uno, dos, ya viene por ti

tres, cuatro, cierra la puerta

Mi fascinación/miedo irracional por Krueger era tal que fui a una fiesta de disfraces con mis hermanas mayores. La casa  tenía un sótano fabuloso y decorado perfectamente para tener ese tipo de actividades. No había nadie de mi edad (13 o 14 años) en la fiesta pues era para gente un poco más grande, como mis hermanas y sus amigas,  y no reparé en que tenía que ir disfrazada hasta que era la hora de irse. A último momentos tome unos pantalones cortos de mezclilla, me puse unas medias de malla, unas botas, un top corto (¿de dónde creen que salió Sorel?) y dije que iba de “punk”. Como toque especial mi hermana me pintó una márcara en la cara con mucha escarcha y una forma que ligeramente recordaba una mariposa y reformé  el nombre de mi disfraz a “hada punk”.

En la fulana fiesta estaba este sujeto disfrazado de Freddy Krueger, con el suéter, el guante con los cuchillos (hecho con limas de uña de metal) y la cara quemada, gracias a la magia del papel maché. Huí de él durante buena parte de la noche, aterrada. Él se dio cuenta y me perseguía a todas partes. Se sentaba a mi lado, con su guante pinchaba barritas de zanahorias y me las ofrecía en la boca y hasta me invitó a bailar y yo me negué con cara de horror.

Cuando salimos de la fiesta, “Krueger” estaba parado fuera de la casa ya con la cara lavada y ¿quién era? el chico más bello y popular de la escuela que iba como dos grados por encima de mí. La verdad me asaltó de pronto: había tenido de la oportunidad de bailar, flirtear y quién sabe qué mas en una fiesta en un sótano y  completamente sin supervisión con ese chico que admiraba desde lejos por los pasillos, sólo si ni le hubiese tenido tanto miedo a Freddy.

Puedo decir que Freddy Krueger arruinó mis sueños adolescentes pero ahora que lo pienso mejor me ha dado el primer capítulo de una nueva novela.

somewhere_in_time_019) Pídele al tiempo que vuelva (1980). El joven escritor Richard Collier (Christopher Reeve) es sorprendido la noche de estreno de su primera obra de teatro por una anciana que le ruega Vuelve a mí. Curioso, trata de averiguar acerca de ella, y se entera que  es una  famosa actriz del año 1900 llamada, Elise McKenna (Jane Seymour).  Collier se obsesiona con ella,y con hipnosis viaja atrás en el tiempo, la conoce y se enamoran.

Nunca había llorado tanto con una película y creo que no he vuelto a llorar así (ni siquiera con un libro, ni siquiera con Bajo La misma Estrella…tal vez un poco con Mujercitas). Era de ese llanto incontrolable, con sollozos y moco; ese llanto que te pone fea y te hace difícil respirar. Todavía hoy en día no puedo escuchar la música sin volver a llorar.

Es, pura y simplemente, la película más romántica que he visto en mi vida

MSDBRST EC02910) Dracula (1992). Ya en esa época había adquirido el gusto de ir al cine sola para horror de muchas de mis amigas. Si quería ver una película pues iba. El cine no era una actividad social que tenía que ser planificada , así que si estaba aburrida una tarde, me iba al cine.

Recuerdo que mientras yo me enamoraba de Gary Oldman, me maravillaba de su amor inmortal por Mina y al mismo tiempo de su cueldad nacida de una vida condenada, solitaria  y demasiado larga; la gente a mi alrededor estaba incómoda. Habían ido pensando que verían una película de horror y no era otra cosa que una película de amor.

He cruzado océanos de tiempo para encontrarte

Tuve que hacer un gran ejercicio de abstracción para obviar los comentarios a mi alderedor y no gritarles que esta versión era la más cercana a la original de Bram Stoker y su director, nada más y nada menos que Francis Ford Coppola, había hecho un trabajo artístico basado en imágenes muy sensuales. La escena de Winona Ryder y Oldman en la cama cuando él la invita a beber de él…uffff. La belleza gris en la sala del cinematógrafo…

Para muchos críticos esta película es una de las mejores actuaciones de Oldman y también el mejor Drácula llevado a la pantalla.

mary-shelleys-frankenstein-movie-poster-1994-102024842411) Mary Shelly´s Frankenstein (1994). Durante muchos años de mu juventud tuve un enamoramiento irracional por Kenneth Branagh. Ví todas sus películas y todas las amé con locura (Su Enrique V, OMG, Volver a Morir, también fantástica, el Hamlet es…atrevido), pero este Frankenstein me pareció precioso, me enamoré aún más y ese amor sobrevive hasta hoy, aunque mitigado por la edad, tanto que me gustó más la primera Thor simplemente porque él la dirigió.

Su aproximación a la bestia de Mary Shelley es un clásico que no fue apreciado totalmente en su momento, lo mismo que pasó con el Dracula de Coppola, y es curioso porque Coppola iba a dirigirla, le dejó el proyecto a Branagh y luego lo criticó hasta morir. Sin embargo creo que ambas películas sufrieron del mismo mal: la gente esperaba una cosa y era otra.

En el caso de Frankenstein tampoco es una película de horror, es un melodrama sobre alguien que quiere alcanzar la grandeza y no mide las consecuencias y finalmente es tragado por sus propios errores.

¿Quién eres?

Élnunca me puso un nombre

¿Por qué lloras?

Era mi padre

Es visualmente hermosa, con unos toques rojas y azules, para dar color a ese frío que traspasa la pantalla y se te mete hasta los huesos. La actuación de De Niro como la criatura ¡perfecta! y Helena Bonham Carter como siempre genial.

La escena en que Branagh hace a la criatura, medio desnudo, con una bata roja, sudado y con cara de loco está grabada en mi mente como si hubiese visto la película ayer.

Simplemente lo amo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s