Publicado en En Cine y TV

¿La película antes que el libro?

booksvsmoviesNo es una práctica ideal, pero algunas veces sucede que vemos la película antes de leer el libro. Si nos gustó mucho lo que apreciamos en la pantalla, corremos a la librería más cercana y, en la mayoría de los casos, el libro es mucho mejor. No obstante, hay otros pocos en los que deseamos quedarnos sólo con la imagen del film.

Tengo ejemplos de las dos situaciones pero, como siempre, recuerden que se trata de gustos y eso es tremendamente personal (a mi papá le gustaron las películas de Harry Potter, pero no ha podido pasar de la mitad del primer libro porque se queda dormido.¡Horror!).

naranjamecanicaLa Naranja Mecánica. Vi la película de Stanley Kubric aún siendo niña (en mi casa no habían ese tipo de restricciones, por eso resulté así…jejejje) y me cautivó. No podía parar de mirarla una y otra vez. Ya siendo una adolescente leí el libro de Anthony Burgess y no fue lo mismo. Tal vez se trataba de la traducción, tal vez que el “slang” que usan estos maleantes interrumpe demasiado la lectura dificultando el proceso de meterse dentro del libro. No lo sé, pero la película me pareció una joya y el libro no llenó las expectativas.

the-shiningEl Resplandor. También de Kubric, la película protagonizada por Jack Nicholson da miedito. En un principio no entendía por qué Stephen King criticaba a  Nicholson diciendo que no era su Jack Torrance (aunque después se retractara). El film logra su cometido que es asustarte, al menos hasta que lees el libro. Es allí cuando te das cuenta que todo el miedo que pudiste experimentar a través de la pantalla NO ES NADA comparado con el terror y la tensión que imprime ese rey que es Stephen King a cada una de sus páginas y sí, él tenía razón, Jack Nicholson no es Torrance.

Recuerdo que leí el libro estando en la universidad. Una noche en mi habitación iba justamente por la parte en que Torrance está frente a esa habitación a la que le han dicho que no entre. La narración te lleva a ese momento, a la tensión mientras se decide, a cómo su mano va al picaporte y lo hace girar…y justo en ese momento alguien abrió la puerta de mi habitación y yo solté el libro por los aires, grité y terminé parada encima de la cama, inmovil como un conejto asustado. Así son los libros de Stephen King y no hay película (a excepción de Carrie- la original) que pueda llegarle cerca.

interviewEntrevista con el Vampiro. Pueden odiarme todas las fanáticas de Anne Rice, pero la película (que después descubrí no es exacta al libro) me obsesionó. Tal vez porque estaba pasando por mi fase de “Yo amo a Brad Pitt” (fase en la que todavía estoy, por cierto), porque Tom Cruise con una peluca rubia era mucho con demasiado o porque la escena final me dejó con la boca abierta mientras Guns and Roses sonaba en la radio, no lo sé, pero aunque han pasado décadas la película está fresca en mi mente mientras que el libro es un borrón inexacto.

crepusculoCrepúsculo. Sí lo reconozco, no sabía nada de Edward Cullen y su combo hasta que vi la película. En mi defensa puedo decir que eso fue antes que el Kindle hiciese su milagrosa aparición en mi vida y en Venezuela los libros llegan al mismo tiempo que la película.

Recuerdo que la película me pareció “bien”, un poco adolescente, un poco oscura en lo que se refiere a la cinematografía y demasiado independiente en su factura. No obstante, me intrigó lo suficiente para ir por el libro y ¡OMG! Me convertí en fanática. Hasta tenía un bolso que decía “Yo amo a Jacob Black”, compré el soundtrack y tengo la película en Blue Ray. Hasta mi amiga Alex fue contagiada por mi fiebre y su pobre esposo tuvo que llevarnos al cine a ver las otras películas y escuchar nuestras quejas porque el carro de Edward no era del color adecuado.

percyPercy Jackson y el Ladrón del Rayo. La vi con mi sobrino y me gustó mucho así que fui tras los libros de Rick Riordan y fue entonces cuando comencé a odiar la película ¿por qué hicieron eso con un libro tan maravilloso? Cambiar la edad de los personajes, mezclarlos y además poner misiones que pertenecían al segundo libro es una falta de respeto con un libro con tantos fanáticos. La película asesinó la historia original.

De más está decir que leí los cinco libros de esa serie y ahora estoy por el segundo del spin off que nos muestra el campamento de los semidioses romanos.

numer fourSoy el Número Cuatro. Debo decir que me encantó la película (probablemente porque Alex Pettyfer es hermoso y me encanta Timothy Olyphant) pero el libro no tanto. Es medio aburrido y me gustaron más los personajes y situaciones de la película que, por cierto, no tienen mucho que ver con lo que sucede en el libro. Son dos cosas completamente diferentes salvo por la idea general.

Aparentemente no hay una regla general. Usualmente los libros suelen ser mejores que las películas porque hay muchos más detalles, mucho más tiempo para desarrollar la historia y, a fin de cuenta, eres tú, el lector, el que les da la forma final gracias a la imaginación. Hay adaptaciones muy buenas, pero hay otros casos en los que, aún desviándose del original, o tal vez por esa misma razón, la película termina siendo más atractiva.

Sea como sea no soy de esas que asesinan con la mirada a aquellas personas que disfrutan del cine pero no de la lectura y critican hasta que se les cae la lengua a aquellos que sólo vieron la película, sintiéndose superiores por haber leído el libro primero. Hay público para todo y el orden de los factores no altera el producto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s