Publicado en En Libros

Mi nuevo vampiro favorito

thecoldest

Esta entrada no es nueva. La escribí hace año y medio cuando leí el libro por primera vez. Sin embargo, ahora que lo he vuelto a leer me ha parecido incluso mejor que la primera vez, así que decidí actualizarla.

Me encantan los libros de vampiros y no es una afición que he superado con la edad. Siempre estoy al acecho de los nuevos libros que son publicados con esta temática y, la mayorías de las veces, tristemente no aportan nada nuevo. Sin embargo, la decepción no me desanima.

Si se trata de una autora famosa que decide eventurarse a ese mundo, pues más rápido todavía quiero leerlo, ya que es lógico pensar que  después de tanto tiempo haciendo otras cosas, no se irán por el camino de la historia ya contada millones de veces  o, al menos, si no son del todo novedosos, serán coherentes y estarán bien escritos.

image

Me sumergí sin pensarlo mucho en “Team Human” de Sarah Rees Brennan y “The immortal Rules” de Julie Kagawa (dos de mis autoras favoritas). En ambos casos se trató, como era predecible, de libros interesantes y muy bien escritos. No obstante, no fueron nada que me dejara pensando en ellos después de leída la última página. En “Team Human” volví a disfrutar del sentido del humor de Sarah pero más nada (ni siquiera recuerdo el nombre de los protagonistas) y en “The Immortal Rules” de esa capacidad de Kagawa de crear escenarios que puedes incluso llegar a ver a través de las palabras; pero a diferencia de “Las Hadas de Hierro”, en este caso era un escenario apocalítico, casi digno de una película de zombies. Sin embargo, la descripción actuaba en detrimento de la acción.

A diferencia de Brennan o Kagawa, nunca he sido fanática de Holly Black. Sólo leí “La gata glanca” y “El guante rojo” y no fui capaz de terminar la serie porque si bien reconozco que el universo de magia creado por Black es extraordinario y sin fallas, y que la trama tiene giros interesantes que no esperas, no pude conectar con los personajes. Así que cuando leí que esta autora publicaría un libro de vampiros llamado “The Coldest Girl in Coldtown” lo puse en mi lista pero sin ningún apuro.

Dio la casualidad de que mi querida madrecita salía de viaje y, como de costumbre, me preguntó qué libros quería que me trajese de regalo. Hice una lista de cuatro libros, entre los que estaba “The Coldest…” en una posición no muy privilegiada y le dije a mi mamá que me trajera el más fácil de conseguir o el más barato. La autora de mis días me quiere tanto que me regaló los cuatro libros y aún así “The Coldest girl in Coldtown” fue el último que leí y quedé así:

image

Es un mundo donde los vampiros son del conocimiento público y para que no infecten a la población son encerrados por el gobierno en unas especies de guetos llamados Coldtowns repartidos en varias ciudades de Estados Unidos.

A pesar de ser apartados de la sociedad, hay toda una cultura vampírica que consume a los humanos: desde los Clodtowns se emiten programas de televisión a través de Internet que muestran la glamorosa vida que llevan allá adentro, también hay programas sobre cazadores de recompensas que persiguen a los vampiros -pues por entregar a uno te pagan – y, por supuesto, gran parte de la población joven hace lo que sea por entrar a Clodtown aún a sabiendas de que una vez dentro -aunque no te hayas infectado- el gobierno no te dejará salir. Incluso crean blogs que te dejan saber los pasos que debes seguir para entrar y lo que debes llevar. Claro, una vez que logras entrar descubres que no todo es tan glamoroso como te hace creer: es peligroso y no solo por los vampiros. Los humanos que viven allí también pueden ser una amenaza.

En conclusión, esa mezcla de vampiros, emisiones en vivo, RealityTV y cultura popular es femomenal.

Luego tenemos a los personajes: Tana (que no es ninguna chica buena y virginal, sino toda una niña mala que anda por ahí con una palanca para cambiar cauchos dispuesta a golpear a cualquier con tal de no ser mordida) pues NO QUIERE SER VAMPIRO y eso no es algo que cambie a lo largo del libro. No obstante, va a una fiesta que termina en masacre y no le queda de otra que llevar a su ex novio a un Clodtown porque él está infectado. El mencionado ex-novio, Aiden, es un idiota y nos la pasamos odiándolo la mayor parte del libro.

De ese desastre de  fiesta Tana se lleva algo más: Gavriel, el vampiro más interesante y desapegado del ideal del protagonista vampiro del que haya leído. Él es mi nuevo vampiro favorito porque, además, ES RUSO.

Gavriel está loco. La mayor parte del tiempo sus frases no tienen sentido, pero al mismo tiempo están llenas de una poesía onírica:

“Si me permites tomar prestado tu coche esta noche, te prometo que te pagaré”
“¿Sí?” le preguntó mirando sus pies descalzos y su ropa corriente y oscura. “¿Con qué?
La sonrisa se quedó en sus labios. “Joyas, mentiras, pedazos de papel, flores secas, recuerdos de cosas que pasaron hace tiempo, citas inútiles, manos ociosas, perlas, botones, y travesuras”.

Pero no nos engañemos con palabras bonitas y un poco demenciales. Gavriel no es ese tipo de vampiro arrepentido, vegetariano, que no muerde a nadie a menos que se esté muriendo de hambre y siempre porque no le queda más remedio. Es un  monstruo, un asesino y, de hecho, pasa la mitad del libro, descalzo, lleno de sangre, matando gente con sus colmillos o a otros vampiros con un cuchillo. Es todo un asesino malvado buscando venganza.

“Pero no hay nada en el mundo que te guste más que cuando duele un poquito ¿verdad?” preguntó Lucien.
La boca ensangrentada de Gavriel se levanto en una voluptuosa sonrisa. “Claro que lo hay. Me gusta cuando duele un montón”.

Como dije: está loco y es adicto al dolor físico, pero al mismo tiempo hace las declaraciones más románticas, claro está, amparadas en su asesino ser:

“Te amo…y me temo que no tengo una manera de decirlo o mostrarlo  que no sea terrible, excepto viniendo aquí. Mataría a todas las personas en el mundo por ti, si tú quisieras”

¿Quién no quiere su propio guardaespaldas o su propia arma en la forma de un sexy ruso vampiro sin ningún tipo de freno moral?:

image

Sí Gavriel, siempre serás mi arma de elección.

Es un libro con una propuesta novedosa, contada de una forma interesante, donde siempre está pasando algo y que tiene al vampiro más terrible y sanginario que pueda existir y no, no es el villano, es el héroe. En palabras de Tana, así es cómo me siento por Gavriel:

“Ella sabía que no debería sentirse de esa forma por un monstruo, pero en ese momento no quería nada mas que su propio monstruo”

Definitivamente, después de volverlo a leer y aún sabiendo lo que sucedería lo encontré todavía mejor que la primera vez. Eso no es algo que me pasa a menudo con los libros.

Anuncios

2 comentarios sobre “Mi nuevo vampiro favorito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s