Publicado en En Cine y TV

Juego de Tronos y yo….es complicado

1243800-game-of-thrones-wallpaper-1920x1080

Hay cosas que nos unen y cosas que nos separan. A pesar de que en múltiples oportunidades he dicho, de forma definitiva: “Hemos terminado”, no puedo alejarme. Claro, ya no la sigo con la misma adicción de las dos primeras temporadas, ahora es más bien un asunto casual.

La serie Juego de Tronos, basada en los libros de George RR Martin, fue estrenada por HBO en 2011 e inmediatamente se convirtió en un fenómeno mundial. Todo el mundo decía “Winter is coming” y no es para menos. Ese mundo de fantasía traducido en la pantalla es genial: los escenarios, el vestuario, las historias, la mezcla de fantasía y sociedad medieval, etc.

Yo soy adicta a todo lo que es cultura popular, así que en lo que me di cuenta que había un nuevo fenómeno en puertas fuí a una librería y compré el primer libro para luego hacer lo propio con la primera temporada de la serie.

Creo que fue una señal del destino. Estaba yo esperando para pagar mi libro y se me acerca una señora y me dice: “Yo soy fanática de la serie. Ya casi estoy al final de la primera temporada. Voy por donde matan a Ned”.

¡Spoiler Alert!

Eso de saber, incluso antes de abrir el libro, que hay alguien que se llama Ned y que va a morir no es alentador. La cosa se puso peor cuando descubrí quién era el fulano Ned. Seguí leyendo porque no podía ser así, no Ned…

Terminé el libro y bueno resultó que sí.Decidí que no leería más esos libros malucos que me hacían sufrir pero también que, sin embargo, valía la pena darle una oportunidad a la serie.

Vi la serie de TV y sufrí más todavía.

ned-stark

Pero bueno, estoy acostumbrada. Pasé por Dumbledore, Rue, Finnick. Sé cómo soportar una muerte que es necesaria para hacer avanzar la trama. Me lo repetí una y otra vez. Ned, el honorable, valiente y maravilloso Lord Stark (interpretado por Sean Bean por aquello de amarlo más todavía), debía enfrentar su suerte para que todo lo demás pasara. Lo entiendo. También afronté con serenidad (serenidad ahora, en ese momento, no tanto) la muerte de Drogo. El Khal nunca había perdido una batalla y murió de forma horrible por culpa de Danny.

“Está bien”, me dije. La madre de los dragones necesitaba hacer algo realmente estúpido, madurar, crecer y esa muerte es la que al final nos dio a esa mujer que dice “Dracarys” y quema una ciudad.

Perfecto.

Dracarys

Sin embargo, parece que en Juego de Tronos todo el que es honorable, decente y pelea por una causa justa muere (Valar Morghulis, sobre todo si tienes alguna gota de Stark en tu ADN). Mientras Cersei, Jamie (sí el rubito que está enamorado de su hermana,  que intentó asesinar al niño Bram Stark dejándolo lisiado, que atacó de forma cobarde a Ned, ese), Petyr Baelish, Pycelle y todos los demás desgraciados están vivitos y coleando.

Con la excepción del encantador final de Joffrey Baratheon, que me hizo gritar de alegría e irme a dormir con una sonrisa, o la muerte de Viserys a manos de Drogo, parece que mientras más perverso se es, la supervivencia está garantizada y mientras más decente, la muerte puede estar a la vuelta de la página, tenga algún significado en la trama o no.

Goldencrown

Algunas veces me pregunto, con el éxito de la serie y sus defensores, ¿Qué dice eso del mundo en el que vivimos? ¿Por qué queremos ver toda esa desesperanza cada domingo si el noticiario de TV lo tenemos cada día de la semana? ¿Es que de alguna forma somos todos Joffrey? ¿Perversos?

Tomemos por ejemplo a Robb Stark. Levantó una rebelión para salvar a su padre y a sus hermanas, prisioneras de los desgraciados anteriormente mencionados. Nunca tuvo intenciones de tomar el trono, tal y como su padre no las tuvo cuando se levantó contra los Targaryen. Sólo quería rescatar a sus hermanas y regresar a casa. A pesar de su corta edad (en los libros Rob tiene 17 años), nunca perdió una batalla y fue asesinado en un complot de manera brutal sólo por hacer lo correcto.

large

Oberyn Martell. El príncipe de Dorne perseguía un solo propósito, vengar la muerte de su hermana Elia a mano de los Lannister. Fue a KingsLanding y se ofreció como campeón de Tyrion sólo para tener la oportunidad de enfrentarse al autor material: La Montaña, Sir Gregor Clegane. La escena en la serie de TV es desgarradora: Oberyn pelea mientras le grita a la Montaña: “Elia Martell, la violaste, la asesinaste, mataste a sus hijos. Confiesa”. De más está decir que Oberyn muere en ese combate y La Montaña, quien resultó herido con la lanza envenenada de Oberyn, es traído de vuelta  a la vida mediante las artes oscuras.

A la final Oberyn está muerto y la Montaña no.

game-of-thrones-the-mountain-and-the-viper_article_story_large

Nuevamente el que persigue un objetivo justo muere y el desgraciado es recompensado. No es una sorpresa pero da mucha rabia, sobre todo cuando la muerte no trae nada más que el hecho de matar la esperanza de que algo bueno salga de todo lo malo: Dorne no hace nada por la muerte del Príncipe.

Claro, no sólo hablamos de muertes. Hay muchas otras injusticias. La noche de bodas de Sansa Stark tomó desprevenido a más de uno en un capítulo que para colmo lleva como título el lema de la casa Martell “Unbowed, Unbent, Unbroken. Creo que no se referían a Sansa porque terminó resultando lo opuesto.

En los libros, Sansa no se casa con Ramsey sino una impostora (Jeyne Poole haciéndose pasar por Arya). La virginidad de Sansa era la cosa más sagrada de Westeros por decirlo de alguna manera, sobrevivió muchas cosas quedando siempre “Unbowed, Unbent, Unbroken . A pesar de eso, los guionistas nos dieron esa escena desagradable en la que todos esperábamos que Theon hiciese algo, pero no. La chica que sobrevivió al psicópata de Joffrey, a los avances de El Perro, a la crueldad de Cersei  e incluso las desviaciones del baboso Baelish, terminó siendo violada y golpeada por su esposo.

Game of Thrones

Algunas veces, ya sea George Martin o los guionistas (porque las historias no siempre van de la mano) nos dan una especie de premio de consolación, pero ver a un villano sufrir a manos de otro villano no es tan satisfactorio. Theon torturado hasta la locura por Ramsey, Stannis derotado por las fuerza de los Bolton, Cersei perdiendo a sus hijos uno a uno…no es suficiente, no redime a los Stark (los únicos decentes del lote, muertos uno a uno), ni a los Martell, ni a los Targaryen. Ni siquiera redime la muerte de Robert Baratheon, un bruto borracho que me caía bien.

Ahora, con el fin de la 5° Temporada ahora sí que nadie sabe lo que va a pasar. No hay más libros, así que todos aquellos que te dicen “eso no es así” (y que se han equivocado como con Sansa), no tienen esa pequeña confianza de saber con antelación quién será el próximo que va a estirar la pata de forma sangrienta.

Tal vez por eso pasaron las cosas que pasaron. La muerte de la princesa Shireen Baratheon, por ejemplo (que no ha ocurrido en los libros) fue una prueba para todos los seguidores. ¿Qué querían probar? ¿Que Stannis era un desgraciado fanático? Gracias, ya lo sabíamos. ¿Que la gente acepta cualquier crueldad porque la serie es maravillosa?

Shireen

Matar así a esa pobre niña fue un ejercicio de crueldad sin sentido. Más de uno gritaba “¿Dónde está Sir Davos? Nooooo”. Ahora la dulce e inteligente princesita está muerta y su muerte no cambió nada.

Y claro, no podía faltar la escena final de la temporada: Jon Snow apuñalado como César. Eso sí está en los libros y ya las teorías están rodando. Que si en los libros Jon llama a Ghost con su último suspiro y no siente la última puñalada (por lo que debe asumirse que su alma quedó atrapada dentro del lobo y volverá en algún momento), que Jon sobrevivirá cuando quemen su cuerpo y regresará como un Caminante Blanco liderando un ejército de zombies; que si regresará como lo hizo Catelyn Stark (regreso que no ha sido mostrado en la serie de TV).

Kit-Harrington-Jon-Snow-Seth-Meyers-Game-of-Thrones

Para mí, Jon Snow simplemente está muerto y me caía bien Jon Snow aunque no supiera nada. Yo era de las que apoyaba la famosa teoría R+L=J antes de saber que había toda una teoría sobre eso, soñaba con ver los dragones invadir Westeros y ver a Jon sobrevivir a las llamas como todo un Targaryen, quería verlo sentado en el trono de hierro…

El último capítulo de la temporada sólo ha afianzado el convencimiento de que los buenos mueren por nada, que no importa cómo termine la cosa nada compensará las muertes de Ned, Rob, Oberyn, Jon, Shireen porque todos los malos ya se han salido con la suya demasiadas veces para que cualquier castigo de hielo o fuego sea suficiente y  yo vivo en Venezuela y eso lo veo todos los días.

Así que, si bien seguiré viendo los resúmenes y buscando escenas en YouTube, ya no seguiré visitando a mi hermana los domingos (ella tiene HBO y yo no) para ver los nuevos capítulos porque tanto en la realidad, y mucho más en la ficción, mi sentido de justicia me lo impide. No quiero que me de una úlcera.

Además si me acostumbro a que eso es lo que está bien, lo que gusta, terminaré matando a Vadim o a Sergei en cualquier momento solo para probar que puedo hacerlo.

Anuncios

2 comentarios sobre “Juego de Tronos y yo….es complicado

  1. Me he leído todo tu post aún sabiendo que no debería (solo voy por el tercer capítulo de esta temporada) pero ya he oído tantas cosas que no me importa, y sobre todo no me importa porque cuando sé que algo no me va a gustar casi que prefiero saberlo con antelación. Pensé que nunca diría esto, pero no tengo ninguna gana de seguir adelante con esta temporada. Soy de las que no me importa un poco de realidad ( y realidad es que los buenos no suelen triunfar y las injusticias y las puñaladas están a la orden del día) pero tanto dolor, tanta crueldad gratuita… Yo también creía en la teoría hielo más fuego, si bien en la serie pasaron por encima de eso y (como no hay más libros) seguirán su propio camino. Pero, la verdad, no tengo ninguna gana de acompañarlos en él :/

    Me gusta

    1. Estamos igual. Pienso que todos necesitamos algo de “esperanza” y si la matan a cada rato lo normal es que nos alejemos. Es una lástima, más allá del hecho de que nos guste o no la visión de George RR Martín, no se puede negar que la serie está bien hecha (escenarios, vestuarios, actuaciones, etc)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s