Publicado en En Cine y TV

¿No viste Deadpool?

deadpool

Amo las películas de superhéroes. Marvel, DC y todo lo que venga en medio me hará mover mi trasero para emprender esa aventura llena de peligros y situaciones imprevistas que normalmente acompañan la simple actividad de “ir al cine” en un país como Venezuela.

Debo admitir que, en un principio, no estaba muy entusiasmada con esta película protagonizada por Ryan Reynolds (Linterna Verde es un horror que todavía no supero). Sin embargo, la campaña publicitaria fue tan buena que, poco a poco, me encontré muy entusiasmada por conocer a este superhéroe, no tan héroe, y lleno de comentarios políticamente incorrectos.

Me gustó más de lo que había anticipado. Debo decir que desde los créditos de apertura, Deadpool  mostró lo que sería: una película llena de humor, bromas de doble sentido y extraordinarias escenas de acción. Puro entretenimiento sin pretenciones de nada más. Prueba que en  universo cinematográfico plagado de grandes y millonarias superproducciones (Batman Vs. Superman; Civil War, Suicide Squad, etc), también hay espacio para un film de moderado presupuesto, siempre y cuando esté bien hecho (la forma de manejar los “flash-backs” fue divertidísima. Un aplauso a los guinistas, o, como los llaman en los créditos: “Los verdaderos héroes”).

Ryan Reynolds se burla de sí mismo en varias oportunidades. La portada que lo señala como “El hombre más sexy” es mostrada, también está su comentario sobre los trajes de los superhéroes: “Sólo pido que no sea verde ni animado”. También hacen bromas con respecto al poco presupuesto (menos de 60 millones de dólares que, por cierto, fue recortado en último minuto) y a la aparición de otros integrantes del universo de los Hombre X: “¿El profesor X? ¿Pero McAvoy o Steward? Es que me confundo con tantas líneas temporales”.

Es una especie de “regalo” para los seguidores de los films de Marvel pero que, al mismo tiempo, se convierte en algo diferente.

La taquilla ha respaldado Deadpool con más de 350 millones de dólares en ganancias, y es un respaldo bien ganado, a pesar de que los niños quedaron excluídos (con buena razón) de la audiencia por temas de censura.

Ya se ha anunciado una secuela y sólo puedo pedir que la mantengan como la primera: pequeña, divertida y con un sentido del humor agudo y muy oscuro.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s