Publicado en En Libros, Pregúntame mañana

¿Por qué Pregúntame Mañana?

preguntameMañanaEs un día extraño. Pregúntame Mañana sale a la venta y todavía no lo creo. Es una novela que nunca pensé que escribiría, menos que terminaría y sería publicada. ¿Por qué? Es un Romance Histórico…¿pueden creer mi osadía?

Vamos un poco atrás en la historia.

Como he contado varias veces, escribir Un libro para Cash fue un proceso largo (me tomó todo 2014) y emocionalmente difícil. El primer manuscrito tomó seis meses en estar listo y las correcciones con mi editora fueron eternas: agregué capítulos, borré otros y cambié completamente el final. Eso sin hablar de un protagonista masculino que quería golpear (“no seas un niño debilucho. Ya creciste imbécil, eres un hombre. No me importa que tu mami no te quiera”) y un ambiente cargado de sexo, drogas y rock and roll que en algunos momentos me hacía sentir como si de verdad regresara de un antro. Sentía el olor a cigarrillo, a alcohol y a sexo apresurado en mi lóbulo frontal (seguramente una señal de que pronto me volveré completamente loca).

Normalmente, cuando escribo tiendo a leer cosas diametralmente opuestas a lo que estoy escribiendo, por aquello de la “higiene mental”, y con Cash la necesité tanto que terminé leyendo manuales de etiqueta de Emily Post. Quedé tan atrapada por la rigidez de las relaciones entre personas en la época de mi abuela (que en el paso de la historia es casi ayer) que comencé a buscar más material.

Hay cosas que sabemos del papel de las mujeres a través del tiempo, un conocimiento que está almacenado en las gavetas de nuestra mente para echar mano de él en el momento necesario; pero cuando lo ves más de cerca te horroriza precisamente porque 100 años en el paso de la historia es nada. Las mujeres no podía votar, lo sabemos, pero eso era solo la punta del iceberg, carecían de control sobre sus vidas personales: No podían tener dinero a tu nombre en el banco, no podían hacer inversiones directas, NO PODÍAN ESTUDIAR LO QUE LES DIERA LA GANA.

Había carreras para hombres y carreras para mujeres, universidades para hombres y universidades para mujeres. Algunas, sí, eran mixtas, pero era un completo escándalo. Recuerdo una anécdota que leí que relataba que en una de estas universidades famosas (ahora llamadas Ivy League) la primera vez que hubo un curso mixto para hombres y mujeres (no hablamos de una carrera completa, solo una clase) los hombres se pararon y se fueron en protesta. Se sentían ofendidos porque pretendieran enseñarles lo mismo que a las mujeres a quienes consideraban intelectualmente inferiores.

Mientras más leía estos datos históricos (ni hablar del concepto de Female Covert que aunque fue abolido legalmente se seguía usando porque si una mujer no podía hacer nada, cuando se casaba no tenía más remedio que ser de su marido), más me indignaba.

Contradictoriamente, si tenías dinero la cosa era mucho peor. Más que ahora las fortunas, la capacidad de hacer negocios, estaba vinculada al buen nombre y un escándalo podía llevarte a la ruina, más en Nueva York donde a falta de aristocracia las reglas de comportamiento social de los más pudientes eran estremadamente estrictas, supervisadas por tres o cuatro familias que se encargaban de hacer funcionar un capitalismo así como la movilidad social, todo en un solo paquete.

Imaginé entonces una joven rica (para más obstáculos, por supuesto), hermosa e inteligente, con deseos de ser algo más que un complemento, con ganas de estudiar, de aprender, de hacer cosas distintas a las que estaban destinadas para ella y así nació Aurora.

Normalmente, las leyes de los opuestos indicarían que su interés romántico sería un hombre serio y formal que se horrizara ante la mente inquieta y revolucionaria de la muchacha, pero que la encontrara, en el fondo, encantadora; peso no era lo que me interesaba mostrar. Él debía ser peor que ella simplemente para mostrar que a un hombre se le daban más “licencias” que a una mujer a la hora de medir eso de ser “escandaloso” y “vulgar”. Así nació Tristan.

Lamentablemente, con todo lo que hemos avanzado, sigue siendo similar hoy en día: si una mujer anda con muchos hombres es “una cualquiera”, si un hombre lo hace es “un chico malo” y todas quieren redimirlo; si una mujer es una exitosa ejecutiva que trabaja 120 horas a la semana no faltará quien diga que está descuidando a sus hijos y a su marido “por el trabajo”, si es un hombre el que lo hace dirán que está trabajando mucho para el bienestar de su familia.

No olvidemos que mientras todo esto ocurría, yo estaba escribiendo a Cash y aún así no podía sacarme a este par de la cabeza, la sociedad en la que se desenvolvían, lo injusto que era todo. Por ello hice una pausa y escribí cuarenta páginas de esta historia. Es otro de mis trucos de higiene mental: si estoy escribiendo una historia y otra gente aparece en mi cabeza pues los escribo para que dejen de molestarme y poder seguir en lo que estoy. Por lo general, estas historias no llegan a nada (mi computadora está llena de ellas) porque para terminar una novela se necesita una estructura, eso de “escribir a ver qué sale” no funciona para mi.

Así que después de esas 40 páginas me olvidé de Tristan y Aurora y seguí con mi rockero drogadicto.

En diciembre de 2014  publiqué aquí en el blog algunas de esas historias que probablemente nunca terminaría como un regalo de Navidad y Aurora y Tristan estaban allí. Recuerdo que Marisa Sicilia me preguntó si no le iba a dar una oportunidad a esa historia y le dije que el Romance Histórico era  muy difícil y no estaba segura de tener las herramientas para llevarla a buen término (¿imaginan un libro mío sin ninguna referencia a Juego de Tronos, los superhéroes de Marvel, la Guerra de las Galaxias o los zombies de The Walking Dead?).

Llegó 2015 y era el turno de Sergei. El primer capítulo estaba listo (lo escribí cuando terminé Tres días en Moscú aunque sabía que el siguiente sería Cash) así que tomé mi plan de vuelo y me puse a escribir. No sé si Sergei no estaba listo para tener su propio libro o yo no estaba lista para escribir esa historia, pero no podía avanzar: la antagonista ser convirtió en protagonista, luego en un personaje secundario; alguien llamado Bernard apareció en el panorama robando miradas y así el manuscrito cambiaba cada vez que me sentaba a escribir impidiéndome avanzar.

Comencé a desesperarme y cada vez que leía el Twitter o el Facebook alguien me preguntaba “¿Para cuándo Sergei?”, eso puso peores las cosas pues me generó el primer (y espero único) gran bloqueo de mi vida. Me sentaba horas frente a la pantalla y solo escribía 400 palabras que, al día siguiente, descubría que no servían para nada. Me di cuenta que no terminaría nada en 2015 y eso significaría que no publicaría nada en 2016 y, si el bloque seguía así, tal vez más nunca podría terminar una novela.

Desesperada y deprimida, paseaba por el Facebook y vi la convocatoria al premio HQÑ. Eso era lo que necesitaba, una fecha tope, real (no que me dijera “voy a terimar la novela en dos meses”), un dead line para que mis instintos de periodista me recordaran lo que era trabajar con la “hora de cierre” sobre tu cabeza.

No me servía la historia de Sergei, no podía participar en un premio con una secuela, debía ser algo nuevo…busqué entre esos manuscritos a medio hacer (los de la higiene mental) a ver cuál de ellos podía estructurar para convertirlo en una novela y recordé a Marisa Sicilia pidiéndome que le diera una oportunidad a la historia.

Abrí mis 40 páginas sobre Tristan y Aurora y el bloqueo desapareció como por arte de magia, no tuve que estructurar nada porque el plan de la novela había estado siempre en mi mente, escondido en una de las gavetitas. Escribí, escribí y escrbí, en cada momento libre, de noche, de mañana, en un papelito en la cola para la leche y la terminé una semana antes de la fecha límite.

Envié la novela esperando un correo de mi editora que me dijera: “Escribes para Harlequin, si quieres publicar una novela, envía el manuscrito por los canales regulares. Fuiste finalista en la primera edición”…no llegó. Esperé entonces algo como “Erika, te queremos, pero tú escribes Romance Contemporáneo. Lo histórico no es lo tuyo”. Tampoco llegó ese mensaje.

Una mañana recibí un correo de la encantadora Elisa de Harlequin, preguntándome cuándo podía llamarme pues quería que conversáramos por teléfono. Sentí como si me hubiesen llamado a la oficina del director, como si estuviera a punto de ser despedida o algo así…Era simplemente para informarme que Pregúntame Mañana había ganado una mención especial en el Premio HQÑ.

Mientras Elisa me daba detalles por el teléfono, lo único que podía pensar era: “Pude terminar una novela y no resultó tan horrible”.

Espero que les gusté (si no, pueden culpar a Marisa por poner ideas en mi cabeza, jejejejej). Es un Romance Histórico con un lenguaje diferente, actual (si ya recibo muchas críticas por mi lenguaje “latino” en el Contemporáneo, con el Histórico van a llover) y espero que nos haga reflexionar sobre todo el espacio que hemos ganado las mujeres en 100 años. No tengo nada en contra del matrimonio (aunque en mis novelas nunca haya una boda), ni en contra de las mujeres que se quedan en casa para cuidar de sus hijos (mi mamá lo hizo y miren lo genial que resulté); pero imaginen por un momento que no existiese otra opción, que ese fuera su destino, les gustara o no…

Hasta un palacio puede parecer una cárcel si la puerta está cerrada y no tienes la llave.

 

Save

Anuncios

13 comentarios sobre “¿Por qué Pregúntame Mañana?

  1. Felicidades estimada Erika, estoy segura que será un gran libro como todos los anteriores. Estoy feliz porque hoy Amazon lo mando a mi kíndle ya que desde hace un buen rato se hizo la preventa.
    Por cierto, no hay nada extraño en tu lenguaje, al contrario, nos encanta.
    Finalmente, si esperamos las historias de Sergei y la de Gabrielle si fueran posibles y la inspiración juegue a favor, que no es nada fácil. Por favor sigue regalándonos mas de tu extraordinario talento y de estas maravillosas historias… Mientras disfrutare leyendo Pregúntame mañana!

    Un abrazo y felicidades!

    Me gusta

      1. He quedado encantada con este Nuevo libro, diferente a los demás pero igual de sensacional!!! Muchas felicidades Erika por este don tan maravilloso que tienes con la pluma y que nos deleita tanto!!! Por favor sigue deleitándonos con más historias. Adoro todos los personajes… se sienten tan reales!!! Un abrazo!

        Me gusta

  2. Erika, si escribieses una sobre aliens del espacio exterior, yo querría leerlo. Es una preciosa entrada, estoy completamente de acuerdo en que esas cosas que parecen tan lejanos, están a la vuelta de la esquina. y me hace una ilusión atroz haber puesto un granito de arena (aunque estoy segura de que lo habrías escrito igual, las cosas llegan en su momento 😉 ). Me acuerdo de aquella entrada y estoy deseando saber más de Aurora y Tristan, y ahora te dejo que me están esperando!! XD Mil besos y gracias por compartir tantas cosas.

    Me gusta

  3. hola hermosa. el a?o pasdao recien te descubri como escritora com el vecino perfecto y me enamore tanto de tu pluma que me compre y lei todos tus libros. ek unico que me falta por leer es este new. pero si te escribo es porque necesito que respondas un par de preguntitas..se que estoy loca pero pa mi los personajes de un libro son reales y lo necesito saber todo de ellos..mis preguntas se tratan sobre los libros : 4dias en londres y 3 dias en moscu…aqui voy…
    en cuatro dias en kondres cuando marian y nuestro ruso.bekko. estuvieron separados por 6 meses va nuestro ruso salio con otras mujeres??
    en tres dias en londres cuando nuevamente se separan vadim y marian y el se volca en andar de parrandero estuvo.sexualmente hablando.con otras mujeres??? se que polina le dijo que no psaba nafa con esad mujetes. a sergei. pero yo me quede con la dudad?? como vetas me cabrea en excesi la infideliddad por ello te pregunto estas cosas…
    posdata: en tu nevo book tristan aparece teniendo sexo con otras mujeres??? es que como paso asi con cash. quiero saberlo de ante mano pa no llevarme un bataczo como me pado con cadh. es a mi no me gusta que los galanes se metan en la cama de otra mujer que no sea la de la galana xq aunque ellos no esten juntos. no sean pareja aun. pa mi es una infidelidad en toda regla..
    besos y abrazos y por fa no dejes de escribir

    Me gusta

    1. Vadim no es como Cash. El ruso es un hombre adulto, centrado (aunque algunas veces pierda la compostura), mientras que el rockero intenta siempre resolver sus problemas con sexo.
      Durante los seis meses que estuvieron separados, Vadim se dedicó a trabajar, a estar pendiente de Sergei (como de costumbre) y cuando estaba muy deprimido pescaba…A vadim le encanta pescar (salmones a mar abierto) así que pasó algún tiempo en eso con un amigo de la universidad que se llama Bernard.
      En NY Vadim solo estaba de parranda, bebiendo mucho y saliendo de fiesta, nada más. Aunque Vadim es extremadamente serio, cuando le sale lo parrandero se pasa.
      Tristan es complicado, tiene muchas mujeres orbitando a su alrededor por razones “laborales”. Sin embargo, una vez que se compromete a estar con Aurora, está con Aurora y con nadie más.

      Me gusta

  4. Hola, Erika!!
    Queria felicitarte por este libro, me ha encantado!! De por si, me gustan mucho las novelas históricas y quisiera que en un futuro escribieras algunas otras historias de este estilo. La trama me encantó y los personajes me enamoraron, lo disfruté muchísimo… y no quería que terminará!! Te deseo lo mejor y muchos éxitos en tu carrera como escritora. Y otra cosita… me encanta que seas venezolana, porque en medio de todo lo malo que estamos viviendo me sorprendió que alguien de mi país escribe libros de los que me gustan jaja… me hace olvidarme por un momento de los problemas y vivir una historia llena de romance y aventuras.
    Sigue siempre adelante, que lo mejor está a la vuelta de la esquina, Erika!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s