Publicado en En Libros, Uncategorized

Sobre la honestidad

verdad-mentira

Estaba pensando que, como es viernes, podía pasar por aquí y recomendar alguno de mis libros para el fin de semana. Sin embargo en Twitter, en Facebook y en Instagram todos parecen estar haciendo lo mismo, una y otra vez, cada día, de la misma forma (con mayor o menor uso del photoshop para el que yo soy muy pero que muy mala).

Pensé entonces hacer algo polémico, poner “No sé qué le ven a David Gandy” o algo así…Sin embargo, la polémica, por el puro gusto de llevar la contraria, no es divertida.

Intentaré entonces acercarme al tema de forma diferente y hacer un ejercicio de honestidad para que entendamos que aunque la pedimos cada día puede resultar de lo más odiosa.

Qué pensarían si en vez de hablar maravillas de Vadim y Sergei, de recomendarles que leyeran “Una sonata para ti” para que entiendieran unos mensajes ocultos en mi próxima novela, de hacerles saber que Cash es un protagonista de esos que todas aman porque es muy complicado y aunque pueda parecer el típico “niña buena conoce a chico malo”, me gusta pensar que tiene algo más, les dijera esto:

“Señores me quiero ir de aquí y llevarme a mi perro (no lo dejaría por nada del mundo). Así que si van a leer algo el fin de semana, piensen en comprar uno de mis libros; son baratos y no son tan terribles. Sí, soy latinoamericana, y he tenido algunos problemas porque muchos no entienden la construcción de mis oraciones o algunas palabras. Incluso hay quienes dicen que la “Traducción latina” de mis libros les arruinó una historia que parecía maravillosa, pero no es tan terrible, se los aseguro”.

¿Qué tal?

Sin duda si pusiera eso como “promoción” todo el mundo pensaría de mi algo diferente y en la mayoría de los casos no sería bueno: “Allí está esa intentando vender a través de la lástima”, “¿Quién se cree?”, “Ahora menos la compro. Ojalá que la pirateen bastante”, etc, etc, etc.

Como queda demostrado en este ejercicio, la honestidad y la buena educación siempre están en esquinas opuestas…queremos que nos digan la verdad pero parafraseando esa maravillosa película de Jack Nicholson ¿puedes soportar la verdad?

Tal vez porque vivo en un país donde el gobierno te dice que “ser rico es malo” mientras sus hijos pasean en yates y visten prendas de diseñador, siempre me inclinaré por la verdad.

Si quieres ser famoso ¿qué hay de malo en decirlo?, si quieres vender tus libros para así poder seguir publicando ¿qué tiene de malo decirlo?, si quieres que ESTE sea tu trabajo (porque es un trabajo) ¿qué tiene de malo decirlo? Si un lector tiene TODO EL DERECHO de decir que odia nuestras novelas ¿por qué el escritor debe aparecer ante el público como una persona con un hobby?

Reflexiones de viernes…Recuerden comprar mis libros

Anuncios

4 comentarios sobre “Sobre la honestidad

  1. A veces me pasa como a ti, me cuesta mucho llegar y volver a repetir que tengo novelas qye cuestan muy poquito, que llegar a finde mes es una odisea que sería más leve si cobrase por este trabajo, pero es entrar en Twitter, ver todo lo que hay y desmoralizarme. ¿Por qué me van a elegir precisamente a mí?

    Pongo el tuit y huyo.

    Pero sí puedo hacer otra cosa, decirle a los demás que te lean a ti. Porque eso no me cuesta, porque tu forma de expresarte es la que tiene que ser porque eres venezolana, porque escribes historias que atrapan y que no defraudan. Así que iba a poner un tuit de mi novela, pero he cambiado de idea.

    Un beso, señora escritora.

    Me gusta

      1. Gracias Mayte por esas palabras. Me pasa lo mismo, llego a Twitter, a Facebook y veo que todo es igual y si esos anuncios no me llaman ¿por qué llamarían los míos a otra persona? También, cuando estoy de mal humor, me cansa todo ese discurso de “escribo porque me gusta” y me dan ganas de preguntar ¿por qué publicas entonces? ¿por qué no regalas tus libros si solo buscas aliviar una “comenzón”?. Creo que si los autores no le dan el estatus de “trabajo” a lo que hacen, no pueden pedir que los otros lo consideren como tal. No sé si los autores (hombres) pasan por lo mismo, pero tal vez es algo que tiene que ver con ser mujer, con esas expectativas arcaicas sobre lo que se espera de nosotras; tal vez simplemente tiene que ver con escribir Romance, considerado por muchos como un género menor que, por lo tanto, no es “serio”.

        Me gusta

  2. Ay, podríamos hacer un largo debate sobre eso de escribir romántica. ¿No has escuchado eso de que cualquiera que se ponga puede escribir una novela romántica? Dicho por autores de otros géneros, que se declaran no lectores de romántica, de paso. Tal vez cualquiera pueda contar una historia de amor, pero provocar con ella sentimientos… eso ya no está en manos de todo el mundo. Las historias de amor deben emocionar y eso no es fácil. Hace un tiempo leí una novela negra en la que había una “historia de amor” en segundo plano y no me enteré de que lo era hasta que no se dieron un beso en las últimas páginas. Te juro que me sorprendió más que el saber finalmente quién era el asesino. No había ninguna química entre los personajes. Me pregunté si no habría sido más rentable para la novela ahorrarse esta trama que no aportaba nada, pero supongo que la autora pensó como todos, que podía, que esto está chupado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s